Violencia en Nicaragua: condena general del continente, salvo de Venezuela

Violencia en Nicaragua: condena general del continente, salvo de Venezuela. Se reunió el Consejo Permanente de Organización de los Estados Americanos. El cónclave se convocó para escuchar el informe de la Comisión de Derechos Humanos de la CIDH. Específicamente la situación de derechos humanos en Nicaragua. Para la CIDH, entre el 21 de abril y el 19 de junio, murieron 212 personas en Nicaragua. Y 1.337 heridas. Además, 507 personas han sido arrestadas.

Violencia en Nicaragua

Entre las conclusiones, se mencionó que el «estado de Nicaragua está en violación de los derechos, como el derecho a la vida, el derecho a la integridad personal, la salud, la libertad personal, la libertad de reunión, la libertad de expresión y acceso a la justicia».

El gobierno de Nicaragua, a través del canciller Denis Moncada, rechazó el informe en su totalidad. Afirmó que el documento «es subjetivo, parcial en prejuicios y sesgada en conocimiento».

Rechazaron de manera integral la presentación del informe del CIDH. Según la administración del presidente Daniel Ortega el documento es completamente falso y viola la dignidad del pueblo nicaragüense.

Luego del discurso del Ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, hablaron representantes de varios estados de América. Todos condenaron la violencia que asola el país. El representante boliviano dijo que se debía tener mucha cautela para comprender la situación de Ortega. Pero el representante venezolano fue el único que defendió el «intento de golpe de derecha a Ortega».

Nicaragua ha quedado aislada de la Organización de Estados Americanos. La Iglesia Católica ahora se ha convertido en uno de los partidos más fuertes de la oposición. Y es acaso el ámbito que reúne a los ciudadanos de los ataques de las tropas de Ortega.

Nadie, excepto los partidarios de Ortega, ahora está a salvo en Nicaragua. Las injusticias continúan mientras el resto del mundo da la espalda a los crímenes de derechos humanos a la Nicaragua de Ortega.

Gobierno en Nicaragua restringe libertades democráticas bajo clima de tensión