Tres posibles víctimas de femicidios genera alertas en Bolivia

Tres posibles víctimas de femicidios genera alertas en Bolivia. El hallazgo de los restos de tres posibles mujeres víctimas de femicidios en la zona del trópico de Cochabamba mantiene en vilo a Bolivia.

Femicidios en Bolivia

El hallazgo más reciente fue reportado el lunes luego de un «barrido» en la zona Unión de Tres Arroyos, en el municipio cochabambino de Villa Tunari, donde se encontró el cuerpo de una mujer reportada como desaparecida en 2017.

El cuerpo de la víctima, identificada como Beatriz GU, de 30 años, fue encontrado «en un saco de yute azul que fue enterrado al menos a un metro de profundidad en una zona boscosa», explicó la fiscal del distrito de Cochabamba, Nuria González.

El operativo se realizó con la ayuda de peritos del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), la Fiscalía de Villa Tunari, la Policía de Bolivia y un detector de restos humanos, dijo.
Otros dos cuerpos de mujeres fueron encontrados en la misma zona en febrero pasado, dijo el fiscal Richar Peredo.

El primer caso fue el de Mónica OH, de 25 años, quien había sido reportada como desaparecida desde el 21 de diciembre y su cuerpo fue encontrado el 10 de febrero.
Según la fiscalía, la víctima fue secuestrada y asesinada y su cuerpo fue encontrado en una fosa en descomposición.

En este hecho están involucradas tres personas, dos con prisión preventiva y la tercera con una pena de 30 años de prisión, la pena máxima prevista por la ley boliviana.

El segundo caso fue el de Nayeli LA, de 19 años, quien fue reportada como desaparecida el 15 de febrero y sus restos fueron encontrados nueve días después, a 10 metros de donde fue hallado el cuerpo de Mónica, según el comunicado del Ministerio Público. La familia de la víctima pudo reconocerla por la ropa que vestía.

Fundación Voces Libres

Mercedes Cortez, abogada del Observatorio de Justicia de la Fundación Voces Libres, expresó su preocupación por estas desapariciones de mujeres que son tratadas solo como tales sin «cruzar los datos» para «excluir posibles feminicidios».

La situación en el trópico de Cochabamba es “preocupante” en particular porque “muchas denuncias ni siquiera llegan a la atención de las autoridades judiciales”, declararon.

Cortez recordó que esta zona estuvo sin presencia policial durante varios meses luego de la crisis social y política tras el fracaso de las elecciones de 2019, período en el que hubo casos de violencia contra niñas y mujeres, sin que nadie interviniera en estas denuncias.

“La policía de por sí tiene miedo de actuar con todo el rigor de la ley porque era un sector muy empoderado y donde incluso se trata de ajustar cuentas y cosas así”, dijo.

El experto indicó que en esta zona y en las zonas rurales en general, «es muy complejo» investigar la desaparición y muerte de una mujer por la escasez de recursos, la distancia y la falta de presencia policial, lo que lleva a que estos casos queden impunes para el Estado. la mayor parte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here