Río Paraguay, en su nivel más bajo desde 1904

Río Paraguay, en su nivel más bajo desde 1904. El nivel del río Paraguay, uno de los más grandes de América del Sur, cruza Brasil, Bolivia, Paraguay y Argentina, sigue bajando.

Río Paraguay nivel

Se vive una sequía histórica y la peor bajada en ciento diecisiete años para el pulmón económico del país, el Río Paraguay.

“El pronóstico para octubre habla de lluvias menos de lo normal para la temporada”, explican los servicios metereológicos. El 2022 también debería comenzar con valores de precipitación bajos. Empresas, activistas medioambientales y ciudadanos en general están preocupados”, advierten las autoridades del vecino país.

La sequía amenaza el suministro de agua en Argentina, ha elevado los precios de la energía en Brasil y ha sido fuente de numerosos incendios en la región.

Paraguay, por su parte, sin salida al mar entre estos gigantes, depende en gran medida de este río para sus actividades sociales, ambientales y comerciales.

Es que entre el Paraná (el otro río que atraviesa el país, también en declive extremo) y el Paraguay, está en juego el 96% de la actividad de importación-exportación del país.

Navegación perturbada

Porque el secado afecta a todo el sistema logístico del país. El sitio de noticias agrícolas Agrofy News señala: “Los barcos deben limitar su carga al 35% de su capacidad y, en algunos casos, no llegan».

Bolivia también se perjudica con esta situación, al ver empantanada su salida al Atlántico por el litoral de Argentina.

El martes se había igualado el nivel más bajo en 110 años, según el seguimiento del Centro de Hidrografía y Navegación de Occidente, organización militar subordinada a la Comando 6 ° Distrito Naval de la Armada de Brasil.

Las proyecciones del Servicio Geológico de Brasil (CPRM) muestran que este mes se podrían alcanzar calificaciones aún más bajas. La estimación para el 15 de octubre es -57 centímetros. Este nivel equivaldría a la segunda peor sequía de la historia, cuando se alcanzó un negativo de 57 centímetros, en octubre de 1971.

La estación Ladário se considera un termómetro para medir el grado de sequía en el bioma del Pantanal. Es, según el Servicio Geológico de Brasil, el tercer año consecutivo que el Pantanal no tiene la inundación habitual, condición en la que el nivel del agua supera los 4 metros en Ladário. La última vez fue en 2018, cuando el río alcanzó un máximo de 5,35 metros.

El ciclo de sequía más largo registrado en el Pantanal fue de diez años consecutivos (1964 a 1973). En este ciclo, el nivel mínimo fue 61 centímetros por debajo del cero de la regla, lo que ocurrió en 1964, según Embrapa Pantanal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here