Presidente de Bolivia, la agenda económica que se viene. Los bolivianos votarán el domingo para elegir nuevo presidente, en un contexto de crisis económica, la más grave en casi 40 años, por la situación de salud y la caída de los precios de las materias primas.

Presidente Bolivia agenda

Se espera que el Producto Interno Bruto (PIB) disminuya un 6,2% en 2020, según las previsiones del Fondo Monetario Internacional, frente a un aumento del 2,2% en 2019. Al mismo tiempo, la tasa de desempleo urbano ha caído del 6,6% al 10,5%, entre enero y agosto, según cifras oficiales.

“Estamos muy cerca de una grave crisis económica”, dijo el economista Roberto Laserna, del think tank Fundación Milenio.

Según él, la crisis de salud ha puesto de relieve las deficiencias estructurales de la economía boliviana: el crecimiento se ha ralentizado desde 2014, aumento del déficit público, un creciente desequilibrio comercial y de endeudamiento, así como una continua caída de las reservas internacionales.

Este último pasó de 8.900 millones de dólares, a finales de 2018, a 6.200 millones en junio de 2020.

Esta rebaja gradual, junto con las consecuencias de la pandemia y la incertidumbre política, llevaron a la agencia de Moody’s a rebajar la calificación de la deuda del país de B1 a B2.

Es en este contexto que los bolivianos elegirán a su nuevo presidente, probablemente durante una segunda vuelta el 29 de noviembre entre el candidato socialista, Luis Arce, delfín de Evo Morales (2006-2019), y el centrista Carlos Mesa, según las proyecciones de las últimas encuestas.

Luis Arce, quien fue ministro de Economía entre 2006 y 2017, y nuevamente en 2019, bajo la presidencia del socialista Evo Morales, prioriza explotación de recursos naturales.

Establecida en 2006, esta política se basó en particular en la nacionalización de la explotación de hidrocarburos y minerales, y en programas de redistribución, mejorando así la vida de muchos bolivianos y la financiación de la infraestructura.

El país andino cuenta con importantes reservas de gas, litio, hierro y cobre.

Súper ciclo

“Este modelo está orientado a promover el consumo. Un modelo compatible con un (superciclo) de materias primas, que le permite al gobierno tener más ingresos, aumentar el gasto público, para que la gente consuma y la economía progrese ”, explica a AFP, Javier Aliaga, investigador del Centro de Estudios Económicos Inesad.

El crecimiento del PIB alcanzó así su punto más alto en 2013 (+ 6,8%). Este próspero período ha reducido la pobreza del 60% al 37% y la pobreza ha bajado del 38% al 13%, según cifras oficiales.

Pero cuando los precios de las materias primas, que representan el 80% de las exportaciones del país, comenzaron a desplomarse, el gobierno de Evo Morales continuó inyectando dinero a la economía recurriendo a las reservas internacionales y profundizando la deuda pública, señalan los expertos.

A fines de 2019, la deuda pública alcanzó un máximo histórico, en 11 mil millones de dólares, o el 27% del PIB, según el Banco Central de Bolivia (BCB), un nivel sin embargo entre los más bajos de la región.

La caída de los precios del petróleo y el gas debido a la pandemia solo ha empeorado las cosas.

Dólar no competitivo

Además, los controles cambiarios con el dólar, decretados para moderar la inflación, “redujeron las posibilidades de los exportadores de ser competitivos, lo que tuvo consecuencias en la balanza comercial y un costo en las reservas internacionales” para apoyar paridad, estima Javier Aliaga.

Durante su campaña, Luis Arce defendió su historial: “Hemos tomado decisiones acertadas que han llevado a nuestro país a estar en lo más alto de varios indicadores económicos y sociales de la región. Bolivia debe encontrar el camino de la estabilidad y el crecimiento económico en un contexto de justicia social”, insistió.

El expresidente Carlos Mesa (2003-2005), por su parte, anunció que quería fortalecer la “diversificación” de la economía. Sin embargo, descartó privatizar nuevamente la empresa pública de hidrocarburos y sus filiales, proponiendo “hacerlas eficientes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here