Presidenciales en Bolivia, el duelo entre derecha e izquierda. La elección presidencial en Bolvia vuelve a presentar la batalla ritual entre el partido político de Evo Morales y el candidato de centroderecha, Carlos Mesa.

Bolivia presidenciales

Por primera vez desde 1989 en unas elecciones generales en las que también se renovarán los mandatos parlamentarios, el propio Evo Morales no será candidato, apunta el sitio El Desconcierto, en Chile.

Una encuesta de la Fundación Jubileo Católica coloca actualmente a Luis Arce, el delegado de Evo Morales, en la cima de las intenciones de voto con el 29,2% de las preferencias. Mientras el competidor más próximo Carlos Mesa aglutina el 19% de los votos. Se dice que el tercer candidato, el líder regional de extrema derecha Fernando Camacho, obtiene el 10,4% de los votos.

En Bolivia, un candidato gana las elecciones si tiene el 50% de los votos o el 40% si está diez puntos por delante de su oponente más cercano.

En el momento de la encuesta, a Jeanine Áñez, aún en la candidatura, se le acreditaba el 7% de los votos, lo que la motivó a retirarse “ante el riesgo de ver dividido el voto democrático y que en consecuencia, el MAS acabaría ganando. la elección”, dijo.

Luis Arce, quien fue ministro de Economía en varios gobiernos de Evo Morales, de 2006 a 2017 y luego de enero a noviembre de 2019, es, según el retrato realizado por un politólogo boliviano para el New York Times en español, “un líder tecnocrático, pragmático y cosmopolita”.

No es en absoluto un segundo Evo Morales, señala el diario, que defiende la candidatura de Arce como el único capaz de sacar a Bolivia “de su atolladero”. El candidato del MAS “es un economista formado en el Reino Unido y fue el principal artífice del ascenso económico de Bolivia bajo Evo Morales”, añade The New York Times.

Moderación

Su oponente de centro derecha, Carlos Mesa, estuvo cerca de ganar las elecciones presidenciales de noviembre de 2019, diez puntos detrás de su oponente Evo Morales en una controvertida elección.

Presidente de Bolivia de 2003 a 2005, este historiador que hizo carrera como periodista antes de ingresar a la política tiene las preferencias del diario Página Siete, que ensalza su “rectitud moral”. Según El País, su “perfil moderado” podría volverse a su favor en esta batalla que sigue siendo fuertemente ideológica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here