Muerte de 35 cóndores en Bolivia, habrían sido envenenados

Muerte de 35 cóndores en Bolivia, habrían sido envenenados. En Bolivia la investigación de la muerte de 35 cóndores arroja la hipótesis que estos cóndores ingirieron un trozo de carne envenenada por un criador.

Cóndores Bolivia

En Bolivia, 35 cóndores fueron encontrados muertos hace unas semanas en la región de Tarija, en el sur del país. Una verdadera tragedia, ya que el cóndor es un animal protegido, del que solo quedan unos 6 mil ejemplares en el mundo.

Vive en América del Sur, en las regiones andinas: Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Argentina.

Según las primeras conclusiones de los expertos presentes en el lugar sería una intoxicación la que habría provocado la muerte de estos animales. Fueron 18 machos y 17 hembras, que en conjunto representan el 2,5% de la población de cóndores del país, una auténtica matanza.

La hipótesis más probable es la ingestión por parte de estos cóndores de un trozo de carne envenenada por un criador, que pretendía matar a un puma que potencialmente podría atacar sus rebaños.

No es un acto aislado

Desafortunadamente, hay casos similares en países vecinos. En Argentina en 2018 y en 2019 o en Colombia en 2014, por ejemplo.

A veces, los pastores matan intencionalmente a estas aves porque, erróneamente, las acusan de depredar a sus animales. Los cóndores son carroñeros, no se alimentan de animales vivos o de formas muy excepcionales.

La principal amenaza para el cóndor andino es la expansión de la frontera agrícola, cultivos y rebaños, que poco a poco llegarán a mordisquear el territorio de estas aves. En la Patagonia en 2018 decenas de cóndores fueron encontrados muertos tras intoxicaciones provocadas por agricultores que utilizaban pesticidas altamente tóxicos en sus campos, los cuales están prohibidos en el país.

Gracias a los diferentes ecosistemas presentes en todo su territorio, Bolivia alberga una fauna absolutamente excepcional. Y no siempre es fácil proteger a los animales de la frontera agrícola o de la caza furtiva. El jaguar es una de las víctimas, es cazado y asesinado por sus caninos que, en China en particular, son reconocidos por sus virtudes afrodisíacas.

Pero también está el armadillo andino, cazado por su caparazón, o el delfín rosado amazónico sacrificado para ser utilizado como cebo para peces carnívoros.

La excepcional biodiversidad de Bolivia requiere que las autoridades presten mayor atención a la amenaza humana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here