Max Mendoza, impresentable dirigente estudiantil de Bolivia arrestado. Con 52 años, el sinverguenza de Max Mendoza continuaba siendo líder estudiantil, ahora arrestado por tratos engañosos como presidente de la Confederación Universitaria de Bolivia (CUB).

Bolivia dirigente Max Mendoza

Según el fiscal de La Paz William Alave, Max Mendoza, de 52 años, “se habría beneficiado de manera irregular” de un salario mensual de BOB 21.870 (unos US$ 3.150) del sindicato de estudiantes universitarios.

Este salario es similar al de un rector de universidad e incluso al del presidente de Bolivia, quien gana alrededor de US$3.500 al mes.

“El ex dirigente universitario Max Mendoza, por determinación del Ministerio Público, fue detenido”, anunció el sábado el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

Según los informes, Mendoza ha estado cursando desde 1989, ha reprobado 200 materias y obtenido cero calificaciones en más de 100 exámenes. Él había negado las acusaciones la semana pasada diciendo que eran “calumnias”.

Estafador

“No hemos recibido un solo centavo que no sea correcto y legal”, aseguró. Su caso ganó notoriedad luego de una estampida en una asamblea estudiantil que dejó cuatro muertos y 70 heridos en medio de disputas entre grupos. Se dijo que Mendoza fue uno de los promotores de la asamblea con el supuesto objetivo de favorecer a los líderes leales a él.

Los vínculos de este descarado con el ex presidente Evo Morales son notables.

“Hemos denunciado penalmente” a Mendoza por haber convertido su cargo “en un negocio”, dijo en conferencia de prensa el diputado oficialista Héctor Arce.

Mendoza ”tiene 52 años, lleva 33 años estudiando en una universidad, ha reprobado más de 200 materias, tiene cero en más de 100 materias [y] tenía un sueldo de 21.860 bolivianos (unos 3.150 dólares) mensuales“, como dirigente estudiantil, agregó el congresista.

En Bolivia ”es [buen] negocio ser líder universitario, ¿para qué estudiar [y graduarse] si tienes muchos beneficios?”, agregó.

Mendoza primero se matriculó en administración de empresas y luego lleva 25 años estudiando derecho, aunque una carrera tarda unos cinco años en completarse en Bolivia, donde las organizaciones estudiantiles de las universidades públicas reciben aportes del estado pero no era de conocimiento público que sus líderes tienen un «salario».

Denuncia

La denuncia penal contra Mendoza, quien es dirigente de la CUB desde hace cuatro años, es por los presuntos delitos de “enriquecimiento ilícito, beneficio en razón del cargo, conducta antieconómica y peculado”.

Según medios locales, el de Mendoza no es un caso aislado. Los líderes estudiantiles se aferran a sus sillas por los beneficios que obtienen.

En una acalorada asamblea el 9 de mayo en la estatal Universidad Tomás Frías de la ciudad andina de Potosí, un asistente lanzó una granada de gas lacrimógeno, que provocó una avalancha que dejó cuatro estudiantes muertos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.