Luis Arce, «saudade» del presidente de Bolivia con el Che Guevara

Luis Arce, «saudade» del presidente de Bolivia con el Che Guevara. El presidente de Bolivia, Luis Arce, evocó este lunes el legado del guerrillero argentino-cubano Ernesto Che Guevara, en su 93 cumpleaños.

Luis Arce Che Guevara

En su cuenta de Twitter, el presidente de Bolivia, Luis Arce, describió a Guevara como un líder histórico y recordó su militancia y acción contra las injusticias y la dignidad de los pueblos.

«Nos inspira a trabajar sin descanso por los más pobres. ¡Hasta la victoria siempre!», escribió Arce en Twitter.

Guevara, conocido mundialmente como Che, es uno de los símbolos de la lucha guerrillera por la emancipación de los pueblos a mediados del siglo XX.

Formado como médico, fue uno de los principales líderes militares en la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista en Cuba (1956-1958), y en la posterior construcción del Estado socialista.

Su vocación liberadora lo llevó a África, donde comenzaban a gestarse los movimientos independentistas de liberación nacional, y luego a Sudamérica, donde lideró la guerrilla en Bolivia, donde fue asesinado el 9 de octubre de 1967.

Guerra del Chaco

Un poco más ecuménico, Bolivia también conmemoró este lunes los 86 años del cese de hostilidades por la guerra del Chaco con Paraguay, una contienda ocurrida entre 1932 y 1935 y señalada por el presidente boliviano, Luis Arce, como un conflicto que ambos países «nunca quisieron».

El acto principal se efectuó en la ciudad boliviana de Villamontes del departamento de Tarija, al sur del país, con la participación de la embajadora de Paraguay en Bolivia, Terumi Matsuo de Claverol, y ministros bolivianos como el de Exteriores, Rogelio Mayta, y de Defensa, Edmundo Novillo.

«Bolivia y Paraguay nunca quisieron el estallido de la guerra del Chaco. Por el contrario, fueron obligados por intereses de dos empresas capitalistas extranjeras, la estadounidense Standard Oil y la angloholandesa Royal Dutch-Shell», remarcó el jefe de Estado boliviano.

Arce también mencionó que esa contienda «enfrentó a dos países hermanos considerados como los Estados más débiles y más pobres de la región» por «intereses» de las oligarquías de la época.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here