Julio César Escobar, en Casa de la Cultura de La Paz. Las trenzas y sus “conexiones invisibles” inspiran al artista de Bolivia Julio César Escobar, brillando en la Casa de la Cultura en La Paz.

Julio César Escobar Cultura La Paz

El creador de las pinturas de hombres y mujeres con trenzas emblemáticas de las diversas culturas de Bolivia, Julio César Escobar, ha sintetizado un aspecto ineludible de la vida de Bolivia.

Sus obras componen muestra actual en la Casa de la Cultura de La Paz.

Escobar afirma que su intención fue iluminar las “conexiones invisibles” que se forman cuando una persona toca el cabello de otra.

Un acto tan simple como peinarse se transforma en un espacio de intimidad cuando una madre trenza los mechones de su hija.

La práctica de trenzar el cabello “trasciende en el tiempo” y se encuentra entre pueblos de todo el mundo, dijo el artista.

Trenzas

“Las trenzas son un elemento vivo de nuestra cultura, pero también son una forma de intercambiar conocimientos, expresiones, experiencias que terminan por establecer conexiones invisibles”, dijo.

El cabello se considera una «extensión del yo» y un aspecto de la identidad individual, agregó.

Técnicas

Las obras que Escobar seleccionó para la muestra “Trenzas infinitas” en la Casa de la Cultura presentan una variedad de técnicas, que incluyen óleo sobre lienzo y pastel sobre papel.

Algunas de las mujeres representadas están desnudas, mientras que otras están vestidas con ponchos y sus trenzas están adornadas con adornos de lana tejida conocidos como tullmas.

“He visto trenzas en mi entorno desde que tengo memoria, pero nunca las vi a través de ojos con poder para retratarlas como arte”, dijo Escobar al relatar los orígenes del proyecto.

Chuquisaca

Su primer paso fue viajar a la casa solariega de su familia en Tarabuco, un pueblo de la región de Chuquisaca que es el centro de la cultura Yampara, para realizar una investigación.

La mayoría de los sujetos de sus pinturas llevan las dos trenzas típicas de las mujeres indígenas, que Escobar ve como representativas de la fuerza espiritual y el “equilibrio”.

La artista también muestra las distintivas trenzas de las mujeres afrobolivianas y la tradición Yampara de trenzar el cabello entre los hombres.

Cultura Yampara

En la cultura Yampara, dijo, los hombres tendían a llevar el cabello largo y en trenzas para significar “masculinidad, fuerza, virilidad”, aunque reconoció que la costumbre se está desvaneciendo.

“Antes cortarle el cabello a un hombre era una forma de castigo, era como quitarle el poder y parte de su masculinidad”, dijo Escobar.

En varias de las pinturas, las trenzas se enredan con montañas, serpientes o flores para significar la conexión del cabello con la Pachamama (Madre Tierra).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.