Gustavo Petro, la agenda disruptiva de Colombia. Favorito de las presidenciales en Colombia, el candidato Gustavo Petro tiene una agenda de esa izquierda que una vez en el poder choca con la realidad, como Boric en Chile.

Petro agenda Colombia

Ernesto Samper, presidente de Colombia de 1994 a 1998, es partidario de Gustavo Petro. También es uno de los miembros del Grupo de Puebla, un foro regional que reúne a varios líderes progresistas: Lula, Evo Morales, Rafael Correa. Opina sobre lo que está en juego en esta elección, el significado de la candidatura de Gustavo Petro y la geopolítica.

Ernesto Samper, afirma: «Esta campaña se caracteriza por muchos temas. Algunas son cíclicos: acabar con el Covid, volver a la tasa de empleo anterior a la pandemia, etc. Otros son parte de una historia más larga: la realización del proceso de paz por un lado, y el cambio en el modelo de desarrollo por el otro».

En su opinión, el gobierno de Iván Duque respetó «ciertas cláusulas de los acuerdos de paz, pero abandonó otras, entre ellas algunas de las más importantes: la protección y reparación de las víctimas, el reparto de tierras, el acompañamiento pacífico de narcotraficantes hacia actividades lícitas».

Políticas

Samper destacó que estaba fuera de discusión volver al modelo neoliberal que imperaba antes del inicio de la pandemia. Su agenda es clara: aumentar la inversión en el campo social, aumentar la progresividad fiscal, que los más ricos contribuyan a la reconstrucción pospandemia del país. La amplitud de la coalición no le impidió mantenerse firme en estos dos puntos.

– Usted fue presidente del país de 1994 a 1998. ¿Cuáles cree que serían los obstáculos para un proceso de cambio estructural si Petro ganara las elecciones?

– En los últimos años ha surgido un derecho muy similar a otros derechos latinoamericanos, que encarna una forma de populismo particularmente peligrosa. Un populismo fiscal, que aboga por la reducción de impuestos para los de arriba con el pretexto de mejorar las condiciones de producción. Un populismo punitivo, que promueve penas más duras y encarcelamiento para los manifestantes. Un populismo nacionalista, que pasa por el rechazo a la integración regional y la firma de acuerdos privilegiados con Estados Unidos, en detrimento de las relaciones con sus vecinos inmediatos.

Fue bajo el influjo de tal derecha que Colombia se sumó al foro Prosur, que amenaza a Cuba y Venezuela con el pretexto de que son países socialistas, que pone en marcha reformas tributarias regresivas, que ataca pensiones y salarios. Este derecho constituirá, por tanto, un obstáculo innegable a los cambios que el país quiere y necesita.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.