Expresidenta Áñez en Bolivia, la mujer que está sola y espera (juicio)

Expresidenta Áñez en Bolivia, la mujer que está sola y espera (juicio). En prisión preventiva hace seis meses, la ex presidenta de Bolivia, Jeanine Añez, aún está a la espera de ser parte de un juicio justo y ecuánime.

Añez Bolivia juicio

«La persecución política ha comenzado», tuiteó la expresidenta, pocas horas antes de su arresto, el 13 de marzo de 2021, en su casa del departamento de Beni.

Es acusada por el presidente Luis Arce de haber llevado a cabo un «golpe» contra su mentor político, el izquierdista. expresidente Evo Morales (2006-2019).

Está siendo procesada por «terrorismo», «sedición», «conspiración», «genocidio», «decisiones contrarias a la Constitución» y «incumplimiento del deber».

El 21 de agosto, Añez se lesionó un brazo. Unos días antes, un médico le había diagnosticado «hipertensión y síndrome de ansiedad depresiva».

Por ello, su familia solicitó reiteradamente, sin éxito, su traslado al hospital, su puesta en libertad o su puesta bajo arresto domiciliario.

Subrayando los «atentados a la vida (…) de la expresidenta», su abogado solicitó la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para protegerla y espera una decisión urgente.

El expresidente Evo Morales, regresado a Bolivia luego de varios meses de exilio gracias a la victoria de su delfín Luis Arce en las elecciones presidenciales de octubre de 2020, «la sostiene como trofeo para enviar un mensaje de miedo a todos los líderes de la oposición y todos los bolivianos que piensan diferente ”, denuncia Caroline Ribera, la hija del expresidente.

Agitación post fraude

Jeanine Añez era la segunda vicepresidenta del Senado cuando se autoproclamó presidenta interina de Bolivia el 12 de noviembre de 2019 en medio de la agitación postelectoral.

La senador asumió la cabeza del país gracias a una vacante en el poder provocada por las sucesivas renuncias de Morales y sus sucesores constitucionales.

El presidente de izquierda y el primer nativo americano que gobernó Bolivia se había enfrentado a una ola de protestas, que lo acusaban de hacer fraude en insconstitucional elección presidencial.

«Las alternativas eran muy complicadas en ese momento». La derecha y la extrema derecha «intentaron aprovecharla para ganar», dijo el politólogo Marcelo Arequipa, de la Universidad Católica de La Paz. «No esperaron a que la vía democrática retomara sus derechos», dijo.

En noviembre, Jeanine Añez entregó inmediatamente el poder a Luis Arce, delfín de Evo Morales, elegido tras la organización de una nueva elección presidencial. En marzo, fue arrestada, lo que provocó una condena internacional generalizada.

Su hija afirma que no existen hechos concretos que respalden los cargos en su contra. «En Bolivia, el sistema judicial está completamente manipulado y subordinado al gobierno», denuncia, señalando con el dedo al presidente Arce y su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS) fundado por Evo Morales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here