Durísimo editorial de The Washington Post contra el régimen chino por la pandemia

Durísimo editorial de The Washington Post contra el régimen chino por la pandemia

Reaviva hipótesis de génesis artificial y critica a la Policía del Pensamiento

The Washington Post, uno de los diarios más prestigiosos y respetados del mundo, publicó un durísimo editorial en el cual cuestionó la manera en que el régimen chino permite a los investigadores llegar hasta el fondo de los orígenes del coronavirus, en un intento por desligar responsabilidades por su pésimo manejo del brote en Wuhan, el epicentro de la pandemia que ya causó la muerte de 1.844.518, según las cifras aportadas por el Johns Hopkins University, la entidad educativa que desde un comienzo hizo un seguimiento detallado de las estadísticas del COVID-19.

Pero en su publicación, el periódico también resucitó una antigua hipótesis que enfureció a Beijing y que fue cuestionada por falta de evidencias empíricas: la génesis de la enfermedad pudo haber sido artificial.

Bajo el título “No podemos descubrir los orígenes de la pandemia si la policía del pensamiento de China sigue vigilando a los científicos”, el directorio del periódico resaltó el ocultamiento y el acoso que sufren los investigadores de China para que no hablen sobre el brote que condujo a la pandemia y que no fue manejado con pericia por las autoridades sanitarias chinas.

“La esencia de la investigación científica es descubrir la verdad: hacer preguntas, buscar evidencia, desarrollar hipótesis, realizar experimentos y validar hallazgos. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China prometió el jueves que China abordará la investigación sobre los orígenes del coronavirus con un ‘espíritu abierto, transparente y responsable’. Pero, ¿qué pasa si la investigación revela algo que los líderes de China no quieren escuchar o revelar?”, se pregunta el Post.

“El sistema autoritario de China, dirigido por un partido-Estado que exige obediencia, no permite el libre flujo de ideas e información”, continuó el contundente editorial. Al tiempo, acusó al régimen conducido por Xi Jinping que encubrió “la propagación del virus en las primeras semanas del brote en Wuhan”. Y recuerda: “Una investigación de Associated Press, publicada el 30 de diciembre, sugiere fuertemente que China ha decidido imponer estrictos controles políticos sobre la investigación acerca de los orígenes del virus”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here