Documental sobre el coche eléctrico, mitos y verdades

Documental sobre el coche eléctrico, mitos y verdades. ¿Contaminando el coche eléctrico? El experto en movilidad blanda Marc Muller y el periodista Jonas Schneiter investigaron durante dos años para documental.

Documental coche eléctrico

Nunca antes el coche eléctrico había hecho que fluyera tanta tinta y generara tantos artículos, cierto para algunos y otros «fake news». Entonces, ¿el coche eléctrico es bueno para el planeta o es más contaminante que el actual?

Ésta es la pregunta que Marc Muller, ingeniero de formación y experto en movilidad blanda, y el periodista Jonas Schneiter, querían responder a través de un documental de 96 minutos, À contresens. Totalmente financiado (557.000 €) por independientes, À contresens tardó dos años en rodarse.

Durante el documental desmontan el infox afirmando que las baterías de los vehículos eléctricos no son reciclables por la presencia de tierras raras. De hecho, las baterías no contienen tierras raras. Por otro lado, está el cobalto, considerado un metal raro.

Cobalto es uno de los metales raros más utilizados. Muchos informes aquí y allá mostraron minas de cobalto donde se usaba a niños para extraer el mineral. El principal país productor es República Democrática del Congo.

En el Congo, la producción de cobalto, ubicada en una delgada franja de tierra (región de Kolwezi-Lualaba), es realizada en un 80% por grupos industriales internacionales, un 10% por minas artesanales declaradas cooperativas) y un 10% de minas ilegales.

Litio, el espejismo boliviano

Otro tema de controversia es la producción de litio necesaria para la fabricación de pilas. Se dice que Bolivia es uno de los mayores productores de litio del mundo y sus habitantes sufrirían una operación que dice ser contaminante. Y saber que la producción de litio en este país sudamericano actualmente solo es experimental con 300 toneladas anuales.

En realidad, es en Chile, el segundo mayor productor del mundo detrás de Australia, donde está sucediendo todo. Se puede ver el famoso Salar de Atacama donde se produce el litio, un residuo producido a partir del potasio.

Según los operadores mineros, la salmuera que se está bombeando no se mezclaría con el agua superficial, por lo que no habría contaminación. Asimismo, el consumo de agua sería de 15 l / segundo y no de 100 l / segundo, como afirman las ONG sobre el terreno.

También está la historia de los flamencos del Salar, cuya población se dice que ha disminuido drásticamente como resultado de la producción de litio. En realidad, no se ha dado respuesta a las dos cuestiones, a saber, la contaminación del agua y la desaparición de los flamencos.

Los documentos presentados a Marc Muller por ambas partes no son concluyentes. La única explicación para las aves es una migración a Argentina, pero sin ninguna prueba científica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here