[themoneytizer id=»98978-1″]

 

Coca del Perú, fluye ilegalmente hacia Bolivia. Las diferencias de precios mantienen la coca peruana fluyendo ilegalmente hacia Bolivia, con el conlficto cocalero que no cesa en su intensidad.

Coca Perú Bolivia

Hojas de coca baratas y pasta de cocaína de Perú están inundando la vecina Bolivia debido a un desequilibrio de precios de larga data entre los dos países. A medida que aumenta el cultivo en Perú junto con la producción de cocaína en Bolivia, esta relación parece estar cimentada.

La coca y la pasta base de Perú han estado ingresando a Bolivia a través de al menos 10 rutas de tráfico, según un informe del 29 de agosto del diario El Deber, citando operaciones e incautaciones realizadas por la Dirección General de la Hoja de Coca e Industrialización de Bolivia. Industrialización – DIGCOIN), que vigila rutas sospechosas para evitar el ingreso de hoja de coca al país.

La gran mayoría de las hojas de coca ilegales están destinadas a la producción de cocaína, dijo a El Deber el director de DIGCOIN, Darío Manrique. Los destinos probables de la coca traficada fueron una selección de municipios ubicados en los departamentos de La Paz, que limita con Perú, y Pando, que también toca Brasil.

Desaguadero

Manrique señaló como particularmente afectada la localidad de Desaguadero, ubicada en la orilla sur del lago Titicaca. El año pasado se decomisó 5.500 paquetes de hojas de coca provenientes de Perú, explicó.

Perú está experimentando actualmente sus niveles más altos de producción de hoja de coca en una década. Con los esfuerzos de erradicación bloqueados por la pandemia mundial y los agricultores acercándose a la frontera boliviana, el país parece estar preparado para entregar cantidades cada vez mayores de coca al mercado boliviano.

Esta prevalencia del contrabando peruano se ha relacionado con las diferencias de precios. Del Castillo dijo a El Deber que 50 libras de coca peruana se vendieron a un precio de $87 mientras que la coca boliviana alcanzó precios de $174 por la misma cantidad.

Por su parte, Manrique sostuvo que DIGCOIN está comprometida con cortar el flujo de coca peruana hacia el mercado negro de Bolivia.

“En coordinación entre Digcoin y el Viceministerio de (Defensa Social y) Sustancias Controladas, se realizan controles en las principales carreteras del país, pero también en los puntos fronterizos”, dijo Manrique a El Deber.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.