Canciller de Bolivia ante el Consejo Permanente de la OEA. Bradley A. Freden representante Permanente Adjunto de Estados Unidos ante la OEA, rescató la participación de la canciller del país en nombre de Bolivia y en busca de una solución a la crisis.

Bolivia OEA crisis

Bradley A. Freden dedicó un extenso tiempo para referirse a la crisis en Bolivia, en días que el país ha sido vandalizado por aquellos que no pueden anteponer los intereses nacionales por los partidarios.

Resumen de lo expuesto por el represente de la administración Trump en la OEA.

“Es importante recordar cómo llegamos a estas elecciones. Bolivia originalmente celebró elecciones presidenciales en octubre de 2019, que se caracterizaron por un fraude electoral masivo y sistémico. La OEA, en una de sus mejores horas, tuvo dos equipos electorales separados que observaron y documentaron el fraude electoral. Ante protestas masivas y prueba del fraude electoral, el expresidente Morales dimitió y huyó del país.

“Se estableció un gobierno de transición y se fijó una fecha electoral con el acuerdo de todos los partidos políticos, incluido el partido del ex presidente Morales, que controla la legislatura. Desde entonces, Bolivia ha sufrido la pandemia mundial de coronavirus y el tribunal electoral boliviano ha tenido que retrasar las elecciones hasta el 18 de octubre.

“La actual crisis electoral se produce porque el ex presidente Evo Morales, desde el exilio, está convocando elecciones para el 6 de septiembre y ha convocado a los manifestantes para apoyar su demanda.

“Estados Unidos apoya firmemente las elecciones libres, justas, transparentes, pacíficas e inclusivas en Bolivia. El resultado de las elecciones no es de nuestra incumbencia; eso lo decide el pueblo boliviano. Nuestro interés es simplemente que la elección sea libre, justa y refleje la voluntad del pueblo boliviano.

Quién es quién en Bolivia

“Cuando miramos los eventos en Bolivia, recordemos quién es quién. El ex presidente Morales está en el exilio, tratando de recuperar el poder que perdió cuando se descubrió un fraude electoral masivo. El gobierno de Bolivia está tratando de establecer una fecha en la que se puedan celebrar elecciones de manera segura durante una pandemia. No parece que el ex presidente Morales se preocupe por los riesgos para la salud de las elecciones del 6 de septiembre; en cambio, parecería que simplemente tiene la intención de causar una interrupción que cree que ayudará a su regreso al poder.

“También mantengamos separadas las acciones del ex presidente Morales y de los muchos miembros del partido MAS en Bolivia. Algunos miembros del partido MAS pidieron la dimisión del ex presidente Morales tras las fraudulentas elecciones. Además, el partido MAS está a cargo de la legislatura, y acordaron con el gobierno de transición fijar la fecha original de las elecciones.

“A muchos Estados miembros de la OEA les gusta hablar sobre la importancia de la no injerencia en los asuntos internos. En este caso, debemos remitirnos a las autoridades electorales bolivianas con respecto a cuándo pueden programar las elecciones de manera segura. Después de todo, no se trata de posponer indefinidamente las elecciones o de intentar evitarlas. De hecho, simplemente están retrasando las elecciones durante un mes. Esta es una decisión razonable de las autoridades electorales legítimas de Bolivia, y no vemos razón para cuestionar esta decisión.

“Estados Unidos condena la intimidación y los bloqueos durante este proceso electoral. Tales acciones de cualquier actor político no tienen cabida en la democracia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here