Brasil, cuál es el costo del crédito para agricultores

Bolivia la voz

Brasil, cuál es el costo del crédito para agricultores. Investigación de especialista en calificación crediticia destaca paradoja en Brasil respecto al costo del crédito que enfrentan los agricultores.

Bolivia la voz

Brasil costo del crédito agricultores

Los agricultores en Brasil enfrentan términos de crédito de hasta el 50 % para asegurar el financiamiento de cultivos y equipos debido a la incapacidad actual de los bancos para incorporar datos completos y en tiempo real sobre activos agrícolas.

La no realización de evaluaciones crediticias destacan en investigación recopilada por Credit Data Alliance (CreDA).

Según datos del Instituto de Economía Agrícola (IEA) de Brasil, el costo del crédito de los propios programas del Gobierno para el sector agrícola aumentará hasta en un 67,7% en comparación con el año pasado.

El Programa Nacional de Fortalecimento da Agricultura Familiar (Pronaf), por ejemplo, aumentará sus tasas de crédito de 3,0% ’21/’22, a 5,0% ’22/’23, mientras que en el Programa Nacional de Apoio ao Médio Produtor Rural ( Pronap) subirá 45%, de 5,5% en ’21/’22, a 8,0% en ’22/’23.

BNDES

Estos son dos de una serie de programas que representan líneas de crédito cruciales financiadas por el Banco de Desarrollo de Brasil, BNDES. Sin embargo, en la práctica, es probable que los agricultores del país enfrenten tasas de interés de hasta tres veces este nivel, según muchos comentaristas del mercado.

Fakhul Miah, director ejecutivo de CreDA, explica que las tasas punitivas que enfrenta el sector agrícola de Brasil tienen poco que ver con la disponibilidad de crédito, ya sea a nivel local o internacional.

“Brasil sigue siendo el mayor productor mundial de soja, por ejemplo, un cultivo que representa alrededor de una cuarta parte del Producto Interno Bruto (PIB) del país, y es el segundo mayor exportador mundial de caña de azúcar. Entonces, el problema no es el crédito disponible para un sector tan probado e históricamente establecido”, dice.

“En la práctica, los modelos crediticios que se aplican actualmente al sector no tienen en cuenta el valor actual y potencial de los activos agrícolas, contra los cuales los agricultores garantizan sus préstamos. Dichos activos incluirían, no solo la tierra y el equipo, sino la calidad de la misma, las prácticas de cultivo empleadas por cada agricultor, así como su historial agrícola y comercial”.

“Los datos sobre todos estos parámetros están disponibles y deberían, como cuestión de principio, ser considerados en el proceso de calificación crediticia. No hacerlo está creando una distorsión del mercado; los agricultores locales se enfrentan a condiciones crediticias desproporcionadamente altas debido, no a la ausencia de crédito disponible, sino a la falta de incorporación de todos los datos disponibles en el proceso de calificación crediticia. Esta es la esencia de la ‘ paradoja crediticia ‘ que enfrentan los agricultores de Brasil: en realidad, no tiene nada que ver con el financiamiento disponible y todo que ver con los datos disponibles”, agrega Fakhul.

Cosecha récord

Vicente da Aceca, un agricultor de Assis, Ceará (CE), explica que la actual distorsión del mercado podría tener implicaciones globales a medida que Brasil adapta su combinación agrícola hacia la producción de cereales como respuesta al conflicto entre Rusia y Ucrania.

“Brasil va camino de una cosecha récord de trigo este año, con rendimientos por hectárea tres veces superiores a los de la década de 1990; de nuevo, información crucial que debe tenerse en cuenta al evaluar el crédito. El ‘pivote’ de Brasil hacia los cereales es una respuesta a la situación geopolítica actual, pero la capacidad de adaptación de los agricultores se verá afectada directamente por la disponibilidad de crédito asequible».

Y concluyó: «Es más crucial que nunca que la calificación crediticia tenga en cuenta todos los parámetros disponibles, cuya ausencia puede conducir al tipo de tasas punitivas, y económicamente ineficientes, que prevalecen hoy en día en la agricultura brasileña”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here