Bolivianos en red mundial para promover danzas del país

Bolivianos en red mundial para promover danzas del país. Varios en el mundo se han sumado a la Fraternidad Folklórica y Cultural Caporales Universitarios de San Simón, con sede en Cochabamba, en Bolivia.

Bolivianos danzas

La Fraternidad Folklórica y Cultural Caporales Universitarios de San Simón, con sede en Cochabamba (provincia de Cercado), en Bolivia, es una entidad estructurada a nivel mundial para promover las danzas bolivianas en todo el mundo.

Con este paso, Sant Cugat gana una nueva entidad cultural, de la mano de santcugatenses y barceloneses de origen boliviano. Tienen previsto hacer una primera actuación en las jornadas Fem Barri del próximo 21 de mayo en los Jardines de Sant Francesc.

Olga Montecinos, miembro de la nueva entidad y antigua integrante de la Fraternidad, explica que todavía no se ha decidido si se liquidará la entidad anterior, que se encuentra con la actividad suspendida después de que muchos de sus integrantes se hayan ido de Sant Cugat por motivos académicos.

Su objetivo es mantener la tradición boliviana viva en la ciudad, de la mano de otras entidades y también con la participación anual en la Fiesta Mayor aunque todavía no les han concretado si participarán y cuándo será: “ Esperamos que, como siempre habíamos hecho antes de la pandemia, podamos hacer el desfile”.

Caporales

La Fraternidad Caporales Universitarios de San Simón abre la oportunidad de participar en eventos y fiestas locales y nacionales, además de tener una mayor capacidad organizativa en lo que se refiere a la preparación logística del vestuario y la coreografía. Como parte de una red mundial y también con personas que viven en Barcelona, ​​Montecinos avanza que tendrán mayor estabilidad.

Tener su sede central en Cochabamba supone una oportunidad para bailar también en Bolivia: “Se toma la decisión de pertenecer a esta entidad para crecer aún más porque esta Fraternidad es conocida a nivel mundial, en casi todos los países existe una filial y se puede participar a nivel personal o grupal”.

Como todas las entidades culturales, la Fraternidad anterior tuvo que detener la actividad por la pandemia y muchas de las personas que participaban en ella han tenido pérdidas de familiares, especialmente duras cuando eran de personas residentes en Bolivia.

“Aquí intentábamos no perder la actividad con ensayos virtuales y, cuando se podía, realizar encuentros presenciales respetando las restricciones”, explica Montecinos, “hemos tenido incluso un carnaval virtual en el que cada fraterno hacía una demostración de un paso de baile ”. Sin embargo, durante la pandemia recibieron más personas interesadas, lo que les permitió crecer con nuevas personas inscritas, algunas de ellas incluso con trajes propios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.