Bolivia, impactante colectivo ImillaSkate

Bolivia, impactante colectivo ImillaSkate. El colectivo ImillaSkate -«Imilla» significa «mujer joven» en aimara y quechua, las dos lenguas más habladas en Bolivia después del español- fue fundado en 2019 por tres amigas.

Bolivia ImillaSkate

El colectivo ImillaSkate hoy reúne a nueve patinadoras de origen indígena, como gran parte de los habitantes de Bolivia.

En Cochabamba, la tercera ciudad más grande de Bolivia, un colectivo de skaters ha reivindicado la «pollera», esta falda impuesta a la población indígena en el siglo XVI. Un voluminoso traje tradicional que erigieron como símbolo de su resistencia a la discriminación.

María Belén Fajardo Fernández, 21 años, la más joven del grupo, ya tiene cuatro años de práctica.

Además de estas coloridas faldas generalmente compuestas por dos o tres volantes, la vestimenta tradicional de las «cholas», estas mujeres bolivianas que se identifican con la cultura indígena, consiste en un sombrero alto llamado «bombín» así como en ocasiones largas trenzas. adornado con encaje.

Huara Medina Montaño, de 24 años, acaba de sufrir una mala caída. La skater confiesa que cuando se pone la pollera (como en la parte de arriba) y se mira al espejo, ve a su abuela, quien significa mucho en su vida, lo que la anima a convertirse en una mujer tan fuerte como ella.

Miedos

Joselin Brenda Mamani y su madre son originarias del pueblo aymara, de la región del lago Titicaca, en la cordillera de los Andes. Para la joven de 27 años, patinar con sus compañeros se trata de acercarse a sus raíces y a quién es ella. Rápidamente entendió que esta actividad podría orientarla, ayudarla a superar sus miedos y ganar confianza en sí misma.

Deysi Tacuri López comenzó a andar en patineta cuando tenía veinte años, hace siete años. “Me pongo lo que me gusta. Mi madre tiene un dicho: «Nací con pollera y moriré con pollera», y yo sigo con su creencia. […] Pero también se trata de hacer triunfar a las nuevas figuras, de progresar. Es una mezcla de ambos. »

La bajada que conduce al Parque Pairumani, en las afueras de Cochabamba, a 200 kilómetros al sureste de La Paz, es uno de los lugares favoritos de los integrantes del grupo, quienes también tienen el afán de dar a conocer los lugares y la flora emblemáticos. de su región.

“Queremos demostrar que no importa cómo luzcas, edad o sexo, puedes ser parte de la comunidad del skateboarding y sentir la libertad que ofrece este deporte. Creemos que todos merecen respeto y que la sociedad debe acabar con todas las formas de discriminación y maltrato hacia las personas diferentes a nosotros”, explica Dani Santiváñez, cocreador del colectivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.