Bolivia, Evo Morales no se resigna al ocaso

Bolivia, Evo Morales no se resigna al ocaso. Sindicatos cocaleros en Bolivia eligieron a Evo Morales como presidente del club de fútbol de primera división Palmaflor, una muestra más de su ocaso.

Bolivia Evo Morales ocaso

Tras ocupar en forma más que reiterada la presidencia de Bolivia, Evo Morales ahora inicia una nueva vida en el ocaso de su carrera en la política.

El polémico ex presidente fue elegido este jueves al frente del club de fútbol de primera división Palmaflor.

“Como presidente del equipo Palmaflor tenemos a nuestro hermano Evo Morales Ayma”, presidente de Bolivia de 2006 a 2019, dijo Roly Jaldin, miembro de la Federación de Productores de Coca Tropical de Carrasco, en el centro del país.

Evo Morales mencionó el año pasado un proyecto para adquirir el club sin precisar sus futuras funciones. Seis sindicatos de recolectores de coca, de los cuales el expresidente de izquierda es el líder indiscutible, también negociaron el año pasado la toma libre del club de fútbol.

Soledad

Evo Morales, de 63 años, es él mismo un ex campesino cocalero (productor de coca) de la minoría amerindia de los aymaras. El primer presidente indígena de Bolivia, renunció en 2019, bajo la presión de las protestas de la oposición que desafiaban su reelección para un cuarto mandato.

Y huyó del país hacia México en busca de su salvación personal cuando el país estallaba y sus compañeros no asumieron las responsabilidades constitucionales.

la voz bolivia

Fútbol

“Ya tenemos un directorio formado, que liderará y administrará a todo el equipo de Palmaflor”, agregó Roly Jardin.

Entre los miembros de la comisión directiva, la mayoría pertenecientes al gremio de cocaleros, se encuentra el presidente del Senado de Bolivia, Andrónico Rodríguez. El director deportivo del equipo será Tito Montano, ex futbolista y Ministro de Deportes del presidente Morales.

Palmaflor pertenecía a pequeños comerciantes de oro radicados en el pueblo de Quillacollo (centro). El club se mudó a Villa Tunari, en Chaparé, una región rural donde se cultiva coca. Su estadio «Bicentenario» tiene una capacidad de 25.000 espectadores.

Palmaflor terminó quinto en la liga boliviana la temporada pasada y participa en la Copa Sudamericana. Se enfrentarán a otro club boliviano, Blooming, en el partido de ida de la primera fase de la competencia el 9 de marzo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here