Bolivia busca ser el cuarto productor mundial de litio

Bolivia busca ser el cuarto productor mundial de litio

Oro blanco

A 3.663 metros de altura en el Salar de Uyuni, el mayor desierto de sal del mundo, el trasiego de camiones entre piscinas donde se evaporan las sales para extraer litio no cesa. Bolivia se prepara para dar el salto a la producción industrial de este metal clave en la industria electromotriz que lidera China, destaca la agencia francesa AFP.

El país altiplánico, que cuenta con los mayores recursos del mundo, se suma de forma activa al llamado “Triángulo del litio” junto con Chile y Argentina, dos de los mayores productores actuales de este “oro blanco”, junto con Australia y China.

Utilizado sobre todo en la fabricación de baterías recargables de ion litio para vehículos eléctricos y dispositivos electrónicos, el carbonato de litio, un polvo blanco fino como harina de repostería, también se usa para fabricar cerámica, vidrio y hasta medicinas.

Cuando la actual planta piloto de Llipi -resguardada por el ejército boliviano- pase a la producción industrial a finales de 2020, tendrá “una capacidad de producción de 15.000 toneladas” de carbonato de litio, dice a la AFP el jefe de implementación del proyecto, Marco Antonio Condoretty.

Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), la empresa estatal creada en 2008 por el gobierno del presidente Evo Morales para explotar los recursos evaporíticos de los salares, espera convertir a Bolivia en el cuarto productor mundial de litio y el segundo de Sudamérica para 2021.

Lejos del trajín del Salar de Uyuni, el mayor atractivo turístico de Bolivia, que ocupa 10.000 km2, la explotación del metal más liviano y con menor densidad de los elementos sólidos de la tabla periódica solo ocupa el 3% de este mar de sal y utiliza “tecnologías limpias”, dice Condoretty.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here