Biolyse Pharma, empresa de Canadá cierra con Bolivia por vacunas

Biolyse Pharma, empresa de Canadá cierra con Bolivia por vacunas. Compañía canadiense Biolyse ganó acuerdo de vacunas COVID-19 con Bolivia, con el apoyo de la Organización Mundial de Comercio.

Biolyse Pharma Bolivia vacunas

La Organización Mundial del Comercio acoge con satisfacción la decisión histórica del gobierno de Bolivia de buscar una licencia obligatoria para que una empresa canadiense produzca y exporte vacunas COVID-19 sin el permiso del titular de la patente.

El acuerdo, si es aprobado por el gobierno canadiense, es un paso casi sin precedentes para abrir vías para una mayor producción de vacunas con menos restricciones de patentes en un momento de grave escasez en los países de bajos ingresos.

También ofrece una alternativa a una exención total de las patentes de vacunas, un tema que se ha debatido en la OMC durante los últimos siete meses sin resolución, en parte debido a la falta de apoyo de gobiernos como Canadá.

El acuerdo entre Bolivia y la empresa Biolyse Pharma es «un paso muy bienvenido y tal vez pueda allanar el camino para que otros miembros [de la OMC] hagan uso del sistema», dijo Antony Taubman, director de la división de propiedad intelectual de la OMC.

Con la escasez de suministros, Bolivia ha logrado vacunar hasta ahora solo alrededor del 5 por ciento de su población. Según el nuevo acuerdo, tiene la opción de comprar 15 millones de dosis de vacunas Johnson & Johnson de Biolyse por un precio de 3 a 4 dólares por dosis. El productor canadiense pagaría un canon fijo a Johnson & Johnson, a pesar de la falta de acuerdo entre las dos empresas.

El canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, dijo que espera un “proceso burocrático complicado” ya que su gobierno y la empresa canadiense buscan la licencia de la vacuna. Pero «la vida es lo que importa», dijo.

“La economía debe estar al servicio de la vida y no al revés”, dijo en la ceremonia de la firma en La Paz.

OMC

“Necesitamos unirnos para encontrar formas de superar la pandemia. No podemos quedarnos ciegos o en silencio ante lo que está sucediendo. Estamos seguros de que esto marca el inicio de un camino importante”, reafirmó el canciller.

La Organización Mundial de la Salud advirtió esta semana que los países de ingresos altos y medianos altos han recibido el 83 por ciento de las vacunas COVID-19 del mundo hasta ahora, a pesar de representar solo el 53 por ciento de la población mundial. Los países de ingresos bajos y medianos bajos han recibido solo el 17 por ciento de las vacunas del mundo, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here