Andes bolivianos, nueva área protegida llega como aire fresco

Andes bolivianos, nueva área protegida llega como aire fresco. El Área Protegida de Guanay, en los Andes bolivianos, ayudará a protegerse contra la deforestación impulsada por la agricultura y la minería.

Andes bolivianos área protegida

Los prístinos bosques nubosos y los vastos pastizales que cubren las laderas occidentales de los Andes bolivianos son algunos de los ecosistemas con mayor biodiversidad del mundo.

Esta semana, un municipio remoto en las tierras altas de Bolivia anunció un plan para garantizar que sigan así.

Con el apoyo de Conservation International, Guanay estableció una ley para proteger un tercio de su tierra, que abarca 110.837 hectáreas de bosques nubosos y montanos, un área casi el doble del tamaño de Singapur.

“Algunos de los bosques más intactos y no perturbados del noroeste de Bolivia se encuentran en Guanay”, dijo Gabriela Villanueva de Conservation International, quien brindó apoyo técnico para la creación del área protegida.

“El establecimiento de esta área protegida nos ayudará a asegurarnos de que los bosques de Guanay, y los servicios que brindan a las personas y la vida silvestre, permanezcan para las generaciones futuras”, explicó.

Debido a su amplia gama de altitudes y hábitats, esta área alberga una vida silvestre única, desde osos de anteojos, la única especie de oso nativa de América del Sur, hasta ciervos enanos peruanos.

El área también protegerá una de las únicas poblaciones conocidas de Oreobates zongoensis, la llamada rana de «ojos de diablo», que se creía extinta hasta que fue redescubierta en una reciente expedición de Conservación Internacional en Bolivia.

“A medida que se acelera el cambio climático, las lluvias intensas y las inundaciones son cada vez más frecuentes en los valles superiores de Guanay”, dijo Villanueva. «Estos patrones climáticos cambiantes se ven agravados por las actividades humanas».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here