Alcalde de San Buenaventura colocado en un cepo a causa de sus mentiras

Alcalde de San Buenaventura en apuros

Alcalde de San Buenaventura colocado en un cepo a causa de sus mentiras. En Bolivia las personas tienen sus métodos, que bien llaman «justicia social». Residentes del pequeño pueblo San Buenaventura ejercieron recientemente su derecho constitucional a la justicia social, a la hora de poner al alcalde Javier Delgado en un cepo durante una hora.

Javier Delgado se hizo presente para la inauguración de una obra. Cuando el alcalde llegó al lugar se sorprendió frente a una multitud reunida. Resulta que los ciudadanos enojados decidieron darle una lección al alcalde. Sin molestarse en despotricar innecesariamente, la multitud simplemente agarró a Delgado y lo puso en el cepo.

Alcalde y versiones contradictorias

«Más tarde me explicaron todo y se disculparon. Me di cuenta que fueron manipulados y mal informados por mis opositores políticos», dijo Javier Delgado. El alcalde sospecha que la maniobra fue orquestada por sus enemigos y algunos empresarios locales que quieren interferir con su trabajo.

Los pobladores, en cambio, afirman que el alcalde fue castigado por fallar en sus deberes hacia la gente, por las reiteradas mentiras y la negativa a aceptar a revisar a los ciudadanos. Los residentes de la ciudad castigaron a Delgado por tercera vez en dos años y medio.

El alcalde de San Buenaventura, ubicado en la provincia Abel Iturralde del departamento de La Paz, Javier Delgado, fue castigado y sometido a la justicia comunitaria en la comunidad de San José de Uchupiamonas, lugar que está distante a 50 kilómetros de la alcaldía de San Buenaventura.

Los pobladores denunciaron que como ahora el Alcalde está en proceso revocatorio recién visita las comunidades para ver sus necesidades. Sin embargo, antes, cuando los comunarios llegaban a la Alcaldía Javier Delgado no los recibía.