Sigue la tensión, policías gasifican a mujeres fuera de Palmasola

La  requisa policial en   Palmasola, la cual terminó con   seis reos fallecidos y   seis policías heridos, generó desesperación en las mujeres de los presos. Tuvieron que ser   desalojadas del penal.

A ellas se sumaron otras que llegaron para conocer la   situación   de sus familiares   recluidos    y en su afán de tener noticias sobre ellos rompieron la   barrera de seguridad   de la Policía en inmediaciones de la cárcel.

Este hecho generó la acción inmediata de los   efectivos   policiales. Para calmar la situación lanzaron   gases lacrimógenos. Consiguieron la vuelta a la calma.

En el lugar también se encuentran   menores de edad    que fueron afectados por los gases. Es tanta la tensión que incluso entre mujeres se agarraron a   golpes. Sin embargo, el hecho no pasó a mayores.

Por qué la policía debió desplegarse hoy en el  PC 4

Lo que en antaño significaba el dominio de ‘La pesada’, un grupo de reclusos que dominaba la cárcel de   Palmasola, hoy llega a su ocaso. Sus rivales y nuevos amos del centro penitenciario ya no quiere a los de ‘La pesada’ ni en ‘el bote’ (celdas de castigo    de 2×2 metros).

El actual regente del    PC-4, también llamado régimen abierto, Víctor Hugo Escóbar Orellana, alias ‘Oti’, encabezó una turba para atacar a los   10 reclusos de La Pesada    aislados en el ‘bote’ para tomar el control absoluto del penal y apoderarse de los bienes inmuebles del área.

Los tenían   amenazados de muerte, según una de las juristas que sigue el caso y ve el traslado de los reos. Todo por   no someterse   al nuevo ‘gobierno’. Se dio notificación sobre esto, pero no se hizo caso. Ahí la respuesta de los primeros   incidentes. La nueva regencia entró a atacar a los del ‘bote’.

Estos 10 reclusos del bote considerados también entre los más   peligrosos de la cárcel y contrarios al actual regente de Palmasola ya empezaron a ser trasladados a   otros centros   del país, entre ellos, Carlos García Figueredo, alias ‘el Kily’, anterior líder de los reos.

El viceministro de Régimen Interior y Policía, José Luis Quiroga, manifestó hace unos días que por la seguridad interna lo importante es   desarticular    a estos   grupos de poder    y que pugnan por tener el control del recinto y que permite   beneficios, entre ellos económicos.

Sin embargo, el actuar de la Policía no cayó bien entre lo reos y esto viene acompañado por las    medidas    administrativas de restringir la    presencia de niños y niñas    en el penal.

Los actuales ‘dueños’ del penal ya tenían conocimiento de la    requisa   de la madrugada del miércoles y esperaron la intervención de los efectivos para ocasionar la trifulca que originó la   muerte de seis reclusos    y varios heridos, entre ellos cuatro policías.

 

Más noticias:   Bank of China obtiene autorización para operar en Chile

Deja un comentario