Servicio Postal de Estados Unidos, polémica por su venta

Servicio Postal de Estados Unidos, polémica por su venta. Trabajadores postales y defensores del servicio público se manifiestan frente a 140 oficinas en todo el país. No quieren la venta del Servicio Postal de EE.UU.

Servicio Postal

Empleados del Servicio Postal de Estados Unidos se manifiestan en 140 lugares. Entre los lugares escogidos se congregan en las oficinas de Chicago y Filadelfia con la participación de varios miembros del Congreso y una en Freedom Plaza, en Washington D.C., a dos cuadras de la Casa Blanca.

Los participantes portan letreros expresando que “el correo de Estados Unidos no está a la venta”. Es la respuesta a la propuesta anunciada en junio por la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca dirigida a privatizar el Servicio Postal de Estados Unidos.

El plan de la Casa Blanca para “reformar” los servicios gubernamentales afirma, sin evidencia alguna, que el USPS “ya no puede soportar” el requisito de servicio universal actual que requiere la entrega de correo diariamente, seis días a la semana, a 157 millones de direcciones en Estados Unidos.

Además, el informe mostró un anticipo de probables recomendaciones de un grupo de trabajo presidencial que incluirían la venta del USPS. El informe del grupo de trabajo, que debió haberse entregado en el despacho del presidente del 10 de agosto, todavía no ha sido dado a conocer.

Lo que no se ha dicho es que cualquier venta daría como resultado precios más altos y recortes en los servicios para los clientes. Por ejemplo, cuando el Reino Unido privatizó los servicios postales, las tarifas aumentaron 80 por ciento y muchas oficinas postales cerraron.

“No estamos esperando a ver el informe del grupo de trabajo. La administración ya ha indicado cuáles son sus intenciones”, dijo Mark Dimondstein, presidente del Sindicato de Trabajadores Postales de Estados Unidos.

“Las empresas privadas van a saquear los preciosos recursos del Servicio Postal del pueblo, que no ha hecho más que ganar en valor gracias al crecimiento del comercio electrónico. Luego, estas empresas van a aumentar los precios y a cortar servicios, dejando a comunidades rurales aisladas, abandonando a personas de la tercera edad y privando a muchos negocios de medios fiables de llegar hasta sus clientes”, amplió.

Deja un comentario