Palacio de Sal, el prodigio hotelero de Bolivia

Palacio de Sal, el prodigio hotelero de Bolivia. Está situado en el borde de las salinas de Uyuni a una altitud de 3650 metros. El Palacio está construido completamente con bloques de sal. La regla más importante para los huéspedes es que no deben lamer las paredes.

Palacio de Sal

Ubicado en el paisaje increíblemente surrealista del salar de Salar de Uyuni  se encuentra el Palacio de Sal, un hotel de lujo hecho enteramente de sal.

El hotel tiene 16 habitaciones, cada una se asemeja a los iglús debido a su material de construcción salada. Los precios comienzan en 135 dólares por noche.

Este no es el primer hotel construido a partir de su entorno, aunque puede ser uno de los más interesantes. Suecia tiene un hotel de hielo, al igual que Quebec (aunque estacionalmente).

Chile en Vogue Australia

Deja un comentario