Mujeres en las Fuerzas Armadas de Bolivia

Mujeres en las Fuerzas Armadas de Bolivia. Paso histórico al reunir al primer grupo de mujeres soldados en los 192 años de historia de las fuerzas armadas del país.

Fuerzas Armadas Bolivia

Los pioneros incluyen a 131 mujeres jóvenes que la semana pasada se reunieron después de completar su servicio militar de un año, tal como lo deben hacer los hombres.

Una de ellas es Xiomara Villarroel, de 18 años, quien realizó su servicio militar en el regimiento de Tocopilla estacionado en la región amazónica de Beni.

Sargento Villarroel se alistó para aprender “cómo es la experiencia” porque planea continuar con una carrera militar en la marina boliviana.

“Hemos asumido los mismos deberes que los hombres. Algunos dicen que las mujeres no podemos hacerlo, pero eso no es cierto”, dijo Villarroel, quien instó a otras mujeres jóvenes a realizar el servicio militar porque es una experiencia única.

En el otro extremo del país, en Oruro, se encuentra el Batallón Logístico “Campeones Heroicos”, que evoca a las mujeres que acompañaron a la infantería en campañas militares en el siglo XIX, luchando en dos frentes.

“En la lucha contra el enemigo y en la batalla diaria de alimentar al soldado”, es decir, los dos frentes según el libro “Mujeres y Fuerzas Armadas en el Estado Multinacional de Bolivia” del Ministerio de Defensa del país.

Rosalinda Guarachi hizo su servicio militar con ese regimiento “para poder saber cómo es la vida militar y aprender de ella”.

Guarachi, que tiene la intención de estudiar medicina, dijo que estar en el servicio militar fue una “experiencia única” durante la cual aprendió muchas cosas, como cómo pasar por “los buenos y los malos momentos” con sus compañeros y la experiencia en general la ayudó a madurar.

Este primer grupo de mujeres muestra que las fuerzas armadas “se están ajustando a la situación de un estado moderno e inclusivo, donde los hombres y las mujeres tienen los mismos derechos y las mismas obligaciones”, dijo el comandante militar del país, el general Williams Kaliman.

Deja un comentario