En Etiopía un sacerdote recorre precipicios durante horas para llegar a su templo

En Etiopía Haylesilassie Kahsay emprende cada día dos horas de caminata que incluyen difíciles riscos para llegar a su capilla. El templo se enclava en las remotas y espectaculares montañas de Etiopía. La antigua iglesia, cavada en las rocas sobre un precipicio de 250 metros, data del siglo VI. Allí Haylesilassie pasa el día rezando y leyendo.

Deja un comentario